Páginas

miércoles, 10 de marzo de 2021

Estudio de la vidriera de la Resurrección del Señor, de Carlos de Brujas en la catedral de Sevilla (1558).

 Estudio de la vidriera de la Resurrección del Señor, 

de Carlos de Brujas en la catedral de Sevilla (1558)

Coordina: Francisco Jiménez Toledano (Dpto. Religión Evangélica).

Alumnado: 4º ESO

https://blogdelevangelio.blogspot.com/2021/02/participacion-en-el-abp-del-ies-pablo.html




Tras la muerte de Arneo de Flandes (hijo) que había desarrollado la función de maestro vidriero en la Catedral de Sevilla entre los años 1534 y 1557 le sustituirá en el cargo Carlos de Brujas, Brujes, Bruges o Bruxes, nombrado también en alguna ocasión como Carlos Flamenco debido a su origen,  vidriero flamenco nacido en Brujas.

Llegará a la ciudad de Sevilla con su mujer y un sirviente que le ayudará en su trabajo. La primera mención que tenemos de él data del 10 de enero de 1558 en la que propondrá al cabildo realizar una vidriera de prueba. El resultado satisfará tanto que será nombrado como nuevo maestro vidriero el día 8 de agosto de 1558, a partir de ese momento tendrá la misión de mantener y conservar las vidrieras existentes, continuará el ciclo realizado por Arneo de Flandes, terminando algunos de sus trabajos y a su vez realizará una nueva vidriera para esta catedral.

Su trabajo denota la personalidad humana de un artista excepcional, diferenciándose de su antecesor por un modelado más blando de las figuras y el uso de sombras más intensas. Su estilo se encuadra en el romanismo flamenco, en el que destacan figuras de potente anatomía, movimiento enérgico de sus personajes y un tratamiento más expresivo en las imágenes religiosas.


Su trabajo lo desarrolla entre enero y octubre de 1558, año en que es descubierta la comunidad protestante de Sevilla, compuesta por más de cien  personas, y que giraba alrededor del Convento de San Isidoro del Campo y otros lugares de la ciudad de Sevilla. Del grupo formaban parte Cipriano de Valera, Casiodoro de Reina, Juan Pérez de Pineda y Antonio del Corro que huyeron antes de ser descubiertos, convirtiéndose en personajes muy importantes en la Reforma protestante europea que  se acabaron instalando en Ginebra. Carlos de Brujas pertenecía también a esta comunidad, por lo que será detenido en dicho mes de octubre y acusado por la Inquisición, siendo condenado a la hoguera con otros doce reos. La pena se consumará en un auto de fe llevado a cabo el 21 o 24 de septiembre de 1559 en la hoy Plaza de San Francisco de Sevilla  y la ejecución en el quemadero ubicado en el Prado de San Sebastián.

En aquella época, todo procesado por herejía era desposeído de todos sus bienes y en caso de ser escritor o artista se procedía a la destrucción de todas sus obras, pero he ahí que en 1558 Carlos de Brujas había realizado para la Catedral de Sevilla una espléndida vidriera ¨La Resurrección del Señor¨, con unas dimensiones de 8.40 m de alto por 2 m de ancho y terminada en un arco apuntado, este trabajo que no sería destruido y que ha llegado a nuestros días, es la única muestra de su obra.



Esta vidriera se organiza en cuatro zonas:

La zona inferior la conforma un zócalo en el que dos ángeles sostienen una cartela con la fecha de su ejecución 1558 dividida por la imagen de la giralda que el artista pudo contemplar.

En la zona intermedia y en su parte baja se dispone el sepulcro vacío y unos soldados con corazas ricamente decoradas en actitud violenta

En su parte central se dispone el Señor resucitado con un manto rojo, rodeado de haz de luz, emergiendo del sepulcro.

A su alrededor se encuentra rodeado por cabezas de ángeles que se disponen sobre un cielo nublado.

En la zona superior una figura femenina portando una cruz similar a las utilizadas anteriormente por Arneo de Flandes aparece enmarcada en una orla que sustentan figuras de niños de cuerpo entero.

En esta vidriera destaca la riqueza cromática y los detalles que son imposibles distinguir desde la distancia.

En su obra dejó patente su calidad como maestro, necesitando solo una leve restauración en el siglo XX, a diferencia de las labores necesarias en casi todas las demás.


ANALIZAMOS LA CALIDAD DE LA VIDRIERA

Carlos de Brujas era un cristiano bíblico procedente de Brujas (Flandes), el cual pagó con su vida su fidelidad a las ideas reformistas. Hizo esta cristalera para la gloria de Dios, tanto es así que el autor buscó la excelencia porque todo lo que un cristiano hace es para el Señor y se debe hacer con el más puro corazón (Colosenses 3:23-24 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.)


Esta vidriera ha sido de las menos retocada o reformada de todas las cristaleras de la catedral de Sevilla habiendo pasado aproximadamente 500 años, se ha revelado como un trabajo magnífico.


Esta no es una imagen destinada a recibir el culto de los creyentes, porque la Biblia prohíbe esta práctica (Éxodo 20: 4-6 No te harás escultura alguna o imagen de nada de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra, o en el agua debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas, ni les rendirás culto…)


Tampoco estaba en un retablo, sino en una vidriera, en alto, donde las personas de a pie la verían con dificultad. Estaba pensada como una alabanza a la majestad de Cristo, escogiendo un tema bíblico de una gran importancia para la fe cristiana.



UBICACIÓN DE LA VIDRIERA


ANALIZAMOS EL TEMA DE LA VIDRIERA: LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

La resurrección de Jesús es crucial para la fe cristiana, pues sin ella lo que creemos no tendría ningún sentido, tal y como dice 1ª de Corintios 15:14 Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, y vana es también vuestra fe.

Jesús dijo quién era. Muchos lo creyeron y otros no. Resucitando, Él demostró ser el Hijo de Dios, como se dice en Romanos 1:4 que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos.


La resurrección de Jesús fue imprescindible para  nuestra salvación como creyentes cristianos tal y como demuestran los versículos de Romanos 6:5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección

1ª de corintios 15:20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

1ª de Pedro 1:3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos

Por medio de la resurrección de Jesús  podemos optar por llevar una vida con más sentido, una vida siguiendo el camino de Dios, un camino de bendiciones y paz.

Colosenses 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.


RECOMENDAMOS UNA PELÍCULA SOBRE LA HISTORIA REAL DE LA INVESTIGACIÓN PERIODÍSTICA DE LEE STROBEL SOBRE LA RESURRECCIÓN DE JESÚS

(cliquea el QR)


https://www.youtube.com/watch?v=QKTy2d7g6AM&t=135s

No hay comentarios:

Publicar un comentario